“Homenaje a un bisabuelo”

Los abuelos son una deliciosa mezcla de risas, historias increíbles y amor.

 Fermín Gonzalez Ocina, el yayo chiquitín, maravilloso desconocido para mi, lo poco que se de él me ha transmitido siempre ternura y dulzura… sería por que la dejó en herencia a mi querida abuela, un corazón lleno de amor.

No tuve la oportunidad de disfrutar de mi bisabuelo a plena consciencia, a pesar de que fue muy longevo, falleció a los 101 años cuando yo solo tenía 9, él estaba lejos.

Segura estoy de que tenía historias magníficas que contar desde el año 1898 cuando comenzó el viaje que fue su vida.

Como representante de cordeles recorrió las calles de la ciudad de Madrid con su maletín y sus ciento cincuenta y tres centímetros de estatura, ganándose la vida y cuidando así de sus tres hijas. Oficios como este no deberían de extinguir nunca.

Dejo aqui esta fotografía en homenaje a él y todos aquellos abuelos con gran historia por detrás.

 

candela martin fotografía

 

Candela Martín Fotografía_Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *